jueves, 24 de diciembre de 2015

oronda obseción


Hay muchas personas atormentadas por el dolor que produce la imagen corporal cuando no esta en sintonía con los cánones que impone la sociedad y los que se impone una misma. 

Este desequilibrio entre el ser y el físico provoca calvario para la persona y quienes la aman y, ni la sociedad ni la medicina son capaces de dar respuesta a ello. En realidad, creo yo, que se trata de dar un giro de 360º al concepto “ser humano” y ha cómo este se intrarrelaciona e interrelaciona, cómo me veo y cómo creo que me ven las demás. Difícil tema para tratar y al que me atrevo a asomarme con este microrrelato con el único deseo  de salud para todas.

Oronda obsesión

Dos mujeres corren por un pasillo deforme e interminable lleno de puertas a ambos lados, de diferentes tamaños. Una huye sin saber de qué, la otra le acompaña inseparable. Eligen una de las puertas, al azar, pero como espoleadas por un fatigoso látigo absurdo. Salen a un espacio abierto alfombrado por manteles blancos con platos blancos y cubiertos de plata, rodeado por alambradas. –“no puedo dejar de correr, he de salir de este lugar, acabar esta indómita carrera y librarme de esta agónica persecución”, no cejaba de repetirse una de ellas. Extrañamente juntas, ligadas los pies por unos grilletes imposibles de romper, atraviesan una de las alambradas que viene a dar con un edificio de una sola planta, cruzan la puerta y se encuentran con una sala diáfana repleta de artefactos con pesas, bicicletas estáticas, mucha luz y paredes forradas de espejos. “Un gimnasio, estaban en un gimnasio”, grito aterrada. La original, incapaz de moverse, se mira en los sádicos y crueles espejos y tras ella una sombra, la suya. Enorme y gorda. Una figura de la que no puede deshacerse por más que deje de comer o vomitar. 

domingo, 20 de diciembre de 2015

Hombres 2.0


 “Los hombres tienen mucho que decir de lo que han callado y mucho que callar sobre lo que han vociferado”, (Miguel Lorente). La revolución masculina parte de este punto.

No quiero disertar del patriarcado, ni del poder constituyente de los hombres ejercido sobre las mujeres. De cómo Poderes, Ciudadanía y Cultura a través de relaciones binarias y jerárquicas, de violencia patriarcal y subordiscriminacion de las mujeres han mantenido durante generaciones la República Aristocrática del Privilegio Masculino.

No quiero recitar de los hombres como: Constructores de Relatos. Generadores de Saberes. Representantes legítimos de la Humanidad. Observadores de las Observadas. Sujetos detentadores del trabajo, reconocido social y económicamente. Modelos de género normativo. 

Y no quiero derramar más tinta sobre algo que todas sabemos: los hombres, desde hace miles de años, han sido Sujetos de Derecho frente a las mujeres que son sujetas a Derecho. Y sabemos que se ha mantenido este estatus gracias a “injusticias cognitivas” como en el lenguaje, donde el masculino es la voz neutra.  O en el concepto hombre como centro del todo. O que los problemas de los hombres son los universales. Ignominias sobre las que se ha constituido el Poder y el privilegio masculino. De la mano de estas injusticias están las ceremonias de reconocimiento viril perverso para el dominio y control de las mujeres. Entre estos protocolos que se les han infundido a los hombres a través de la educación, las relaciones sexuales y del sexo podemos encontrar el “amor romántico”, la pornografía y la prostitución. Una educación ancestral que ha provocado, en gran medida, su alejamiento de la afectividad.

Y con todo esto podríamos denominar al hombre como “arma de destrucción masiva” fruto de patologías de omnipotencia (Pragmática masculina de control, Ivan Sambade).

Durante generaciones el feminismo ha servido de espejo a la sociedad para visualizar que los hombres tienen integrada su masculinidad y las mujeres su inferioridad y que estas son necesarias para sostener la iniquidad (Declaración de los derechos de la mujer y de la ciudadana, Olimpia de Gouges, 1791). La lucha por parte de las mujeres para recuperar su derecho y dignidad como ciudadanas de pleno derecho ha encontrado siempre en frente la rotunda oposición de los hombres para su acceso. Incluso hoy día, a pesar de tantas leyes igualitarias, la desigualdad continua latente. Hay aquí palpable una doble verdad (teoría de Averroes). Por ejemplo, aún hoy la teoría Aristocrática sobre “la vasija vacia” en la que se afirma que los hombres son reproductores de su genealogía y las mujeres la mediación de o para… esta consideración sigue encubierta tras una “sociedad igualitaria”, donde aún es por ley que el apellido del padre vaya por delante haciendo ver la valía de este sobre su descendiente. (Ana de Miguel Alvares)

Como decía, partimos de aquí, plataforma que esta dando lugar a la proliferación de los movimientos de “hombres por la igualdad” donde grupos de hombres se reúnen en torno a las buenas prácticas y experiencias de nuevas masculinidades, fruto de la transformación de los conmovidos.

Hacia dónde transitan???
  •  Hacia romper con la feminización de los cuidados y la masculinización de los descuidos.
  •  Hacia menos derechos patriarcales y más responsabilidades de cuidadanía.
  •  A encontrar la igualdad real entre hombres y mujeres.
  •  A tolerancia 0 con el escaqueo.
  •  Hacia el antisexismo.
  •  Hacia entender que la identidad es biográfica y relacional. Que lo personal es político, que la paternidad (ES) política, que la masculinidad es política.
  •   

En este sentido grupos como “Hombres por la igualdad” u “Hombrecitos de Madera”, de Jerez y muchos otros a lo largo y ancho de la “piel de toro/vaca”, están generando un nuevo concepto de ser hombres en la vida. Grupos de hombres valientes que no tienen miedo a mirarse al espejo y soportar lo que ven. Hombres que buscan el Hombre que quieren ser, libres de estereotipos de género. Hombres que no cuestionan la masculinidad en su vulnerabilidad. Hombres que se desocializan y se dan permiso. Hombres construyendo espacios más atractivos donde descubrir los beneficios de ser igualitarios. Hombres con el espíritu de Pinocho para ser un hombre de verdad.

Hombres que están creando una red de masa crítica que alimente el fenómeno del centésimo mono con mensajes como “qué hemos perdido”, “qué vamos a ganar” y “somos el cambio para acabar con la injusticia de los privilegios masculinos”.

El cambio de paradigma estriba en pasar del concepto “Ciudadanía” al de “Cuidadanía”. Revisando las subjetividades Masculinas y Femeninas, desde la esfera privada a la pública y generando una nueva racionalidad social. Universalizando la ética del cuidado que decía Celia Amorós. Pasando por políticas económicas feministas (ecofeminismo). Desde el estado, atendiendo en serio el Programa Mainstreaming de Género. Y, redefiniendo el pacto social desde una perspectiva de género, superando el binario masculino/femenino. Todo esto sin olvidar el derecho a ser libres en el afecto y la sexualidad de todos los seres humanos.

Para concluir, me gustaría hacer valer una apreciación sobre la Masculinidad y la Feminidad. Para mí, y me apoyo en lo que otras ya estiman, esta división de la persona es errónea. Ambos polos son construcciones politicosociales basadas en la diferencia biológica, en los atributos del ser humano. Las personas, afectadas culturalmente, hemos hecho nuestras las creencias, ideas y estereotipos correspondientes a un sexo u otro creando dos mundos diferentes y diferenciados, distintos y contrarios. Abogar por deconstruir estos estereotipos y optar por personas sin diferencial de sexo, un ser único más allá del pene y la vagina, un ser humano capaz de desarrollarse en igualdad de oportunidades es el camino en el que varones y féminas deben encontrarse para crear juntos una convivencia igualitaria. (María López López y Catalina Recio González, 2008).

Parafraseando a Malraux: “Hay dos maneras de ser un hombre, la primera consiste en practicar la propia diferencia, la segunda, en cultivar la igualdad”. 


Algunos enlaces sobre el movimiento de hombres igualitarios, de referencias y para consultar:

http://www.jerez.es/index.php?id=7113    Hombres por la igualad, ayuntamiento de Jerez
http://igualitarios.blogspot.com.es/  Hombrecitos de Madera
https://youtu.be/bN2Zl3hiNXg  Niñas con pene y niños con vulva. Comprender para poder acompañar


viernes, 4 de diciembre de 2015

coincidir en el ocaso

Con un sol de otoño entrando por la ventana en las horas postreras, poco frío y mucho sudor, antesala del invierno. Una persona singular, de carácter recio porque la vida la curtió en mil batallas. Mujer elegante en su vestir y sus formas, recta e implacable, sin dobleces, nos ha dejado cumpliendo su ciclo vital.

Quienes mejor la conocen saben lo que le toco vivir, huérfana de padres se ocupó de sus hermanos y con el rodar de la vida fue perdiéndolos hasta quedarse sola.

Después de dar dos vueltas al mundo, acabo sus días en una residencia, donde recibió cariño y cuidados, pero donde no encontró su sitio ni fue comprendida. Y, por eso, ya con la razón jugando al escondite, acabó por perderse en el “ven pa cá”. Capaz de mantener en su regazo un animal indefenso e inanimado durante horas protegiéndolo de miradas y ajenas, no fue capaz de mostrar apertura hacia sus convecinos, quizás, pienso yo, para salvaguardar su estatus manteniendo un control de su ínfimo espacio de seguridad, cada día quebrantado por aquellas que la cuidaban.

Como si fuera una dulce oración de peregrina, mantra de mediodía, canción de juventud, recitaba una y otra y otra y otra vez el “con Dios me acuesto, con Dios levanto, la Virgen María y el Espíritu Santo”. Un rezo a un Dios cuyo nombre desconocemos, nosotras naufragas en el gélido océano de su incomprensión, pero que quizás ella sí que le conocía, viajera incansable y buscadora de los suyos.

Yo tuve el privilegio de coincidir, conocerla y tratarla al final de sus días. Sí, como dijo aquel poeta y trovador:
“Soy vecino de este mundo por un rato
y hoy coincide que también tú estas aquí
coincidencias tan extrañas de la vida
tantos siglos, tantos mundos, tanto espacio y coincidir”

Coincidí con ella porque así quiso la vida que fuera y su sobrina que nos presentó y quiero recordarla siempre, por eso estas palabras de homenaje. Recuerdo en la que ha sido la inesperada última cita que, con dolor para nuestro sentir, la encontramos en un baño de injusticia, olvidada de aquellas a las que se le encomendó su cuidado. Después de esta desapacible tarde la encontró la Muerte, sola, casi como había vivido una parte de su vida. Su pelo, de betas doradas, la coronaba y recuerdo haberla peinado y atusado y perfumado. No estoy seguro de que ella aceptara esta licencia mía, pero yo sentía que quería hacerlo. Ahora, a la postre, guardo esos momentos como “Un Tiempo Fuerte”, en el que tienen lugar los últimos intercambios y las últimas palabras. Recuerdo, también anecdóticamente, una primera cita regida por que la pulcritud en el calzado de aquellas que le acompañaran no desentonara de sus cánones. –“a ver que zapatos llevas no seas como esas pilinguis que van por ahí con chanclas”, recuerdo con diáfana claridad estas palabras suyas. Yo acudí avisado y me presenté calzado con decoro y aceptó mi compañía.

¡Gracias Carmen y buen viaje!


DEP

lunes, 23 de noviembre de 2015

tres hojas arrancadas



Ejercicio realizado para el curso de Creación Literaria. En este texto he querido reforzar el sentimiento con música para realzar la emoción que habita  en el personaje, propietaria de estas tres hojas de su diario. Podría decirse que es un diario musical.


Pinchando sobre las estrofas extraídas de las canciones os llevará a un vídeo en You Tube. Disfrutad de ellas, como lo hizo ella.



hoja uno
Hoy me desperté y mi cuerpo tiritaba y la manta no bastó para quitarme el frio susurrado de una profunda tristeza interior. Busqué en la radio una melodía que me calentará el alma. Que detuviera el tiempo. Que me aquietase, para infundirme en el ahora, y desnudar mi llanto para ponerlo en sintonía con la enlutada melancolía. 
La rueda del dial giró hasta encontrarla: Llorona, de Chavela Vargas.

El llanto brotó de mis ojos, atravesados por pequeños alfileres, del color de las nubes en arrebol sobre  las montañas, terciadas por los rayos del sol de la mañana, cubriendome toda y modulando un día hasta su ocaso, que presagiaba etéreo.
La música que todas necesitamos, en forma singular y propia, virtuosa y fecunda, ha salvado esta página al ritmo armónico que suena en mi recóndita oquedad.


hoja dos
Ayer estube sin fuerzas para seguir. Menos mal que he encontrado sus postales y con ellas he podido trazar un mapa para reencontrarme con su amor. Hoy mi hermana que ha querido invitarse a comer y después, juntas, hemos desempolvado mi guitarra, ha abierto las ventanas, porque así deben permanecer, me ha asegurado.


Una guitarra, una voz y su recuerdo para danzar… Aire fresco, mi querido diario, hoy me siento viva.


hoja tres
Esta mañana me arme de valor, le hice caso, y antes del alba, salí a buscar un paramo para desintegrarme con el infinito. Todo paso tan rapido que no me di cuenta de cómo caí en sus brazos. De cómo llegue a su cama antes de desayunar, de que las luces se apagasen, de no pensar en el imposible de extender el amor hacia el lado oscuro. A medio día, ya, la grieta de mi corazón dejó entrar la luz. Se detuvo el tiempo. Sus ojos, su cuerpo, su pene… un aire de extasis.



Necesito escribirtelo: “Seremos imperfectos porque la perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los Dioses” (Galeano) Pero, Sin música, sin Amor y sin Sexo, la vida es un error.

domingo, 8 de noviembre de 2015

lenguaje apropiado


Todos los seres humanos somos conciencia y conocimiento, somos yo y somos todas, somos energía renovable e inagotable. Estas tres afirmaciones de lo que somos se determinaran por el lenguaje con el que nos comuniquemos con nosotras mismas y con lo de fuera.

La comunicación es una puerta de dos sentidos. Una puerta de salida de mí hacia mil relaciones, mil oportunidades, mil conocimientos, mil posibilidades y, también es puerta de regreso a mí profundidad, mi integridad y mi ser.

Con todo esto y conocedoras de que con el lado izquierdo del celebro controlamos la comprensión y con el derecho lo metafórico, poético, imaginativo, tierno, lo simbólico… Es con este lado derecho que me gusta estar presente para desde él hacer un viaje de compresión de mi lenguaje comunicativo. Para darme cuenta de que lenguaje utilizo yo y desde ahí es desde donde voy a poder superarme. Con una lucidez lúdica, Sentir, Pillar e Integrar lo que me venga bien.

domingo, 1 de noviembre de 2015

otro mundo posible

a orillas del rio Arlazón, Burgos
No te quedes a mirar la vida desde la barrera, aún ni cuando estes atada o anclada a un pasado o a un apego o una pareja... Como la protagonista de este corto relato (concebido en Creación Literaria) que soñando la vida llega el día en que su sonrisa no se corresponde con lo que acontece. 

!La vida no perdona su avance¡

Es por ello, que la invitación a caminar no podemos desdeñarla, hay otros caminos posibles, mil sendas por recorrer que nos llevaran a experienciarla en todos sus colores y matices para enriquecernos y alcanzar, aquí y ahora, todo la magnificencia que nos regala.

Cuando yo era…

La muerte le llegó en un momento totalmente imprevisto, inoportuno en “plena conquista” en lo personal y social, pero no era lo que más le importaba, lo que más sentía era la soledad, el desamparo, la vida que había vivido.

Se cuenta, desde el abatimiento más absoluto, el destino que le tocó vivir. Tres, dos, uno… Una fecha. Una hora. Una cuenta atrás que empezó con aleteos de mariposas, cuerdas invisibles de marionetas, saltos de cabra y abrazos de osos para acabar sujeta a un grillete mordiéndole el tobillo.

Eran pocos los que sabían, pocos, pero bien interesados canallescos personajes, que Lidia era reacia a todo lo que conllevase trance. Mujer de naturaleza seca y contundente, apostolada por su propósito de ser libre. Y un día, sin cuenta atrás, se descubre de cara con calles que brotan entre bastidores. Después de toda una vida de tormentos emocionales, tras una puerta de confusa sombra, soñando, como barro que espera ser moldeado, el sol caldea la atmósfera y a sus mejillas brota el carmesí contrastando con una gélida sonrisa.  


Y, no importa si en forma de sueño, ficción o no-verdad… siempre, en la idea de ir desatada, había otro mundo posible.

jueves, 22 de octubre de 2015

Jaula de Cristal

jugando con las palabras de la letra de la canción de Serrat "De Cartón Piedra"



visto en el Museo de la Evolución, Burgos
Mi nombre es Gloria y dicen de mí que, visto de tul con zapatos de falso charol que chispean al roce del sol. Que soy mujer de mirada lejana con una boquita menuda y granate que sonríe de cara al escaparte. Con corazón dividido, porque yo amaba a dos hombres, Esteban y Epifanio, y me desgranaba entre dudas y ecos con cada cita. Y, sin embargo, durante una hora, leía en sus labios lo limpia y bonita que siempre me veían. “Arregladita como pa' ir de boda” se decían. Esto hacía más tierna mi existencia de cartón piedra. 

Llegado el día, yo esperaba en mi vitrina hasta verles doblar aquella esquina, impaciente como una novia. Como una durmiente, disoñando con pedirles que huyamos a reescribir la historia. No eran pelanas de asir la ocasión, los caballeros que me ojeaban de frente y perfil. Que me arrancaran la etiqueta de cuajo, y con la presteza que da el negocio, olvidan el aliento del ayer y aprovechan la oportunidad del aquí y ahora: ayer ya no esta y mañana por llegar.

Como pude me dejé caer y me cargué el cristal y corrí, corrí hasta alcanzarles en un portal. Mi cuerpo tembló cuando me cogieron en brazos. Me sonreía la luna de marzo. Comenzó a llover y con osadía me portaban, a paso presuroso, un, dos, tres… un, dos, tres… no les importaba que les hablará del futuro, ellos guardaban silencio… ¡os lo juro!

En volandas me regresaron, entre aquellas tres paredes y un cristal, y el techo se reventó contra mi pecho pena tras pena. Por unos instantes hice mío el universo y escribí un pasado en prosa poética dentro del mapa de la pasión contenida.


Grotesca gratitud de una maniquí enamorada por los reflejos de quienes vienen a verme de mes en mes, de dos en dos y de seis a siete.


http://www.cancioneros.com/nc/1879/0/de-carton-piedra-joan-manuel-serrat

martes, 6 de octubre de 2015

en pocas palabras

Era capaz de poner el universo en movimiento apenas con dos palabras. “Cincuenta céntimos”. Estas dos palabras formaban la frase, repetida hasta la saciedad, preferida de Fernando, un jubilado con la voz quebrada, triste figura y luchando en su derrota. Para mí que coincidí con él, paradojas de la vida, por su aspecto y por sus historias, Fernando bien podría ser uno de los renglones torcidos de Dios. Era un muñequito roto con diferentes capacidades, por su degenerativa enfermedad ósea y su accidentada vida. Cadera descompensada que le obligaba a usar zapato con alza de 6 centímetros, un codo desarticulado en un accidente con un bordillo, boca torcida y mano derecha agarrotada eran algunas de las diferencias que, junto a su vida en soledad y la condena al ostracismo por parte de quienes le conocieron y familia, me hacían caer en eso de los renglones torcidos. ¡Cincuenta céntimos! ¡Cincuenta céntimos! ¡Cincuenta...! se lo escuchamos decir a Fernando de sus labios como metralleta. Con poco se conformaba, podrían pensar ustedes, y pocos podían ver lo que estas dos palabras escondían.

DEP

el engaño sobre la mesa

guiso de boniato con alubias blancas
Llego el mes de octubre, el cambio estacional irrumpe con descaro en nuestros días y nos carga de otra energía, más templada. Después de la música jubilosa y radiante del estío pasamos a la melodía suave y tibia del otoño que es más de invitarnos a quedarnos en casa (por el clima) y nos precarga, también para cerrar el año y promover uno nuevo. Como todas las estaciones tiene también sus frutos, es época de higos, uvas, grosellas, arándanos, moras, granadas…, deliciosos manjares que no sólo estimulan su consumo, sino que también nos ayudan a ponernos guapas de pies a cabeza, renuevan aquello que el sol y la aridez del verano han afectado: la piel.

Hay otras cuestiones, planes, negocios o caprichos y extravagancias que están ahí en barbecho, esperando que les demos forma, que les pongamos presupuesto, que se establezcan pautas para iniciarnos o retomarlos el próximo año, pues quizás sea esta la estación apropiada para ponernos en movimiento y hacernos con ellas.

Todo movimiento conlleva desgaste y la necesidad de leña para alimentar la cardera. Y de alimentarnos quiero manifestar que nos tienen engañados. Si atiendes a los consejos, vengan de los medios de comunicación que vengan, las dietas publicadas en toda revista que se precie o cadena televisiva y a las recomendaciones sobre nutrición, bien de la industria bien de la medicina, nos encontramos con que en todas ellas se refieren o hacen alusión a la proteína animal como necesaria para nuestra sana y equilibrada alimentación.

¡NOOOO! todo lo contrario. Como afirma en su libro sobre la nutrición el Dr. Campbell, la ingesta de la proteína animal es el principal factor para enfermar en los seres vivos. El cáncer, por citar una, según los estudios del Dr. Campbell y avalados y refutados por otras muchas conclusiones de diferentes investigaciones, durante los últimos treinta años, es determinante su consumo o no para que una persona tenga o no cáncer a lo largo de su vida.

¿A quiénes beneficia el consumo de proteína animal? A la industria alimentaria, las grandes empresas alimenticias y sus astronómicas cifras de ganancias.

¿A quién beneficia abandonar el consumo de proteína animal y sustituirlo por la vegetal? A nuestro cuerpo. Nuestra salud aumentará. Por tanto, dejaremos de estar enfermos, de consumir fármacos para reducir el colesterol o mantener la diabetes en niveles aceptables para sobrevivir.

Yo pienso que, la vida es un espectáculo al que debemos presentarnos con las mejores galas. Para ello, una alimentación baja en proteínas animales, equilibrada y placentera nos ataviará con inmaculados ropajes. Y Con esta energía, quiero haceros llegar mi sentirme feliz, como siempre y es bueno expresarlo, para que la energía del otoño y sus frutos se reflejen con luz en nuestro aspecto.

¡Come sano, come vegano!

¡Go Vegan! 

Si quieres conocer lo que dice el libro su título es “EL ESTUDIO DE CHINA, efectos asombrosos en la dieta, la pérdida de peso y la salud a largo plazo”. Dr. T. Colin Campbell y Dr. Thomas M. Campbell II

Una sola reseña a los elogios recibidos:

“Todos los que trabajamos en nutrición debemos estar agradecidos al Dr. Campbell, quien es una de las grandes eminencias en el tema. Este es uno de los libros más importantes que jamás se haya escrito sobre nutrición- leerlo puede salvarte la vida”. 
DR. DEAN ORNISH, Fundador y Presidente del Instituto de Investigación en Medicina Preventiva en Sausalito, California. Profesor Clínico de Medicina en la Universidad de California, San Francisco. Autor de Dr. Dean Ornish’s Program for Reversing Heart Disease y de Love & Survival 

sábado, 26 de septiembre de 2015

Dos vidas que convergen

http://imagenesdeninos.com/wp-content/uploads/2015/01/
Im%C3%A1genes-de-Ni%C3%B1os-Bes%C3%A1ndose-8.jpg
20 años después se cruzaron. Y no se reconocieron por su aspecto, sino por el olor del deseo pendiente. Se encontraron en el tren, ella estaba mareada y quizás no fuese por el paso concatenado de postes a través de la ventanilla, sino el echo, aun por desvelar, de su recién embarazo.


Eran muy muy jóvenes, mucho más de lo que son ahora, cuando sus almas, jardines en flor en un autocine, tomaron rumbos diferentes marcados por crónicas de guerra en portadas de todo el mundo.


Ella, hija de hilandera, ahora camarera experimentada de las cafeterías sobre raíles de toda España, aunque hoy en un giro descontrolado, dentro del reducido espacio del vagón cafetería, metió la mano en el café que tenia preparado para una clienta. Era evidente que no seria uno de sus mejores días, pensó.

Él, el más pequeño de la pandilla y el más listo, ha llegado a ser ejecutivo con una meteórica proyección al que se disputan las grandes empresas del sector hostelero. Se dirigía a una recepción con la monarquía en un acto sin mayor importancia que el boato y protocolo propios de estas lides que a él, personalmente, no le interesaban.

Físicamente habían cambiado y mucho. Ella a pesar de no tener domicilio estable, en una constante vida entre estaciones, hoteles y relaciones con billete de solo ida, se había convertido en una mujer de bandera. Generosa para los ojos de hombres y mujeres. Aventurera romántica y con una sonrisa que desbarata. Él pasó de ser un zagal de pueblo, escuálido, aunque de nervio y rayo, a un gentil joven apuesto trajeado y de modales refinados curtidos en los mejores colegios del país. Con tranquilidad en los ojos, su máxima era Insistir, Persistir, Resistir y nunca Desistir.

El -un café, por favor!
Ella -azúcar o sacarina?
El -azúcar, gracias! Nos conocemos? Le pregunto él
Ella -no sé señor, quizás nos cruzamos en otro tren. Respondió ella.
El -ya me acuerdo de ti, tú te llamas Laura y eres de Puerto Llano.
Ella -Sí, pero?
El -soy Diego, el hijo de Concha, fuimos más que vecinos. No me recuerdas?
A ella le dio una arcada, su corazón le salto y sus modales se disculparon.
-Dieguito cielo, las nauseas, debe de haberme sentado mal el desayuno. Estas estupendo, quiero decir, muy estupendo. Te he buscado todos estos años, por eso me enrolé en renfe y he comido pan de muchos hornos. Necesito decirte algo.
El -Ah? Pues hoy voy a Madrid y salvo un compromiso, eludible, del que voy a excusarme, tengo el resto de mi vida para escucharte. Te confieso que me dedique a la hostelería con la idea de viajar por todo el mundo y con la única intención de encontrarte. Yo también te estoy buscando.
Ella -no me lo puedo creer, dime porqué?
El -no, por favor! Dime tú eso que necesitas decirme.
Ella- te amo Diego y quería que tú hubieras sido el primero.
El -Laura, aquel día me manche el pantalón y por eso salí corriendo. Luego los aviones, las bombas... Y ahora estas aquí, y me he vuelto a manchar, pero no voy a salir corriendo.
Ella -pero yo sí, necesito ir al baño, voy a vomitar.


domingo, 20 de septiembre de 2015

Emak Bakia! Por lo visto en Alcances


pixabay.com
Lo que se crea en la suma es locura. Divina y bendita locura de almas que se reconocen en la unidad  sin promesas ni esperas, en gratitud y respondiendo a preguntas como si: ¿realmente mueren los payasos? ¿Responden las princesas a las cartas? ¿Es la imagen de la muerte un caballo blanco? O ¿Dónde van las palabras viejas cuando desaparecen?

Aunque requieren respuestas importadas de otra realidad paralela, son las preguntas en si mismas la declaración de intenciones. En la vida es mejor, a veces, el silencio roto del rayo que cruza la frontera entre el Norte y el Sur solo perceptible por oídos sensibles al ritmo del compás en sinfonía con el pulsar de la Tierra Madre y que es hermana, también. Por eso Emak Bakia! Expresión vasca que significa: Déjame en Paz! Nos viene como anillo al dedo para surfear sobre olas empujadas por un viento al azar que nos lleven a las siguientes respuestas.

1._Los payasos permanecen engarzados al poste central de la carpa mucho después de que desaparezca en el horizonte la visión de la parte trasera de la última caravana del circo en camino… 2._No se conoce carta alguna enviada por príncipes que además nunca supieron redactarlas, mucho menos encontrar el buzón para depositarlas entre dragones, torres y mazmorras… 3._La muerte, como la vida, viste y luce un luck a su antojo. Son muchas las voces que hablan de que caballo y el color no importan sino los ojos del que la espera… y por último, 4._Todas las desusadas palabras acaban en el cajón olvidado y polvoriento del desván del castillo de las lenguas muertas para aquellas que anhelen recuperarlas cuan príncipe de cuentos de hadas.

De vez en cuando la vida, aun sin parecerlo, nos pasea en sus brazos, hilvanado tiempo y espacios, relaciones y sentimientos. De vez en cuando la vida nos regala un café con palabras e imágenes de silencios fugaces como el rayo. De vez en cuando la vida nos besa los labios y lo vivimos porque así lo deseamos. Una decisión del interior libre, absolutamente entregado a la experiencia del amor sin apegos, de personas en tránsito, refugiadas en un zaguán de activismos de calle portando en la mano un ramillete de flores de las que crecen al borde de las cunetas o en tumbas desocupadas de payasos que aún viven.

Puesta la Mirada fija en un horizonte del revés para romper ese silencio y el miedo con que viven los sobrevivientes de tiempos pasados que vivieron para ver una princesa ganar el campeonato mundial de pimpón y bailar con ella en una casa cerca de Biarrit.

Un Silencio que es un recorrido visual y con el que a pesar de la discapacidad auditiva podemos perseguir un sueño universal: conseguir ser actrices famosas, siguiendo la pista con un guante arrastrado por el viento y que llega hasta vincularse con una servilleta manchada de salsa de atún con fideos que accedió a la calle pegada a la suela del zapato de la camarera que salió a fumar en la fiesta de otro.

Me tapo los oídos y miro la mar que ahora es cielo.


Gracias Pilar!

lunes, 3 de agosto de 2015

Necesidades en pareja

carnaval 2014, mercado central de abastos
La necesidad de amarse. Dos embriagadas en los aromas del día  a día que emanan de sus efluvios  corporales, sus ropas  y sus perjumenes, en un vasto y complejo territorio sin horizontes. Libidos olores del paraíso como un dulce mantra de medio día ofrecido con la reminiscente juventud de la nueva luna para deshonrar la profunda e insondable soledad del yo. Un vínculo atado por cuerdas invisibles, de marionetas expuestas al fuego de las miradas públicas que ensalzan o menoscaban, porque somos seres sociales y necesitados de pertenencia.

La necesidad de continuidad. Es la expectativa que fluye del futuro abandonándose al nosotros para crear vida después de ti y de mí. Quedando en la incertidumbre si esa vida nos honrará. Esperanzada nuestra propia esencia tras la bruma de un hilo de prístina luz en la sonrisa y mejillas depositada sobre el vientre que entre los dos engendramos. Compartir la nueva vida y su cuidado nos sitúa ante la potencial muerte y esto nos eleva y engrandece a la vez que nos lleva al borde del precipicio.

La necesidad de sexualidad. Compartiendo un auténtico encuentro al goce de la íntima comunión. Juntas, presentes, leales, en éxtasis. Tejiendo en la hondura de una con el sexo de la otra una fusión, a veces de tres o más de tres, para el capricho del siempre misterioso arriesgo de la fidelidad. Disponer lo que está en manos de la otra abandonando lo mío confiándole miles de pequeñas gotas de miel en la boca de su existencia.

La necesidad de compartir. Ambas, pasajeras de un tranvía llamado “pareja”, Llamadas a dejar la tierra de los extraños y vivos solitarios en asientos continuos dibujados de risas y lágrimas, tristeza amargura y felicidad deshaciéndose entre las manos cogidas de dedos entrelazados a semejanza de alas de mariposas.  Alimentándonos de la otra y sosteniéndonos juntos en una tierra engastada con el cielo.

La necesidad de perdón. El mayor estorbo en la pareja es la ausencia de perdón intrapersonal. Si una no se perdona como se puede perdonar a la otra, es un error, es la vida en pareja sin música.

La necesidad de aprender. El gran aprendizaje de la pareja es que, unas antes que otras lo verán o no y es así, “puedo vivir sin ti”. Es lo sano, vivir sin la responsabilidad de la otra. Con capacidad de decir sí, de decir no. Con conciencia de necesidades y deseos, de límites y de atravesar verdades enmascaradas para dar cabida a lo diferente. Aprender el respeto y respetar lo extraño, integrándolo en mí para crecer.

La pareja es un contrato velado de ayuda donde cada una protege a  la otra de sus sombras y carencias. Un punto cardinal de la vida y del amor y no debe ser centralidad ni hay modelo ideal. Cada pareja es responsable de encontrar sus maneras afectivas y relacionales para crear un Nosotros en el equilibrio del Tú y el Yo que nos enriquezca como personas, elevando nuestras almas.

Fritz Perls, creador de la terapia Gestalt, escribió su célebre oración gestáltica:
Yo soy yo y tú eres tú
No estoy en el mundo para colmar tus expectativas,
ni tú estás en el mundo para colmar las mías.
Yo estoy para ser yo misma/o y para vivir mi vida,
tú estás para ser tú mismo/a y vivir tu vida.
Si nos encontramos, será hermoso.

Si no nos encontramos, no habrá nada que hacer.

Sed felices, con o sin pareja! 
Mejor con.

jueves, 16 de julio de 2015

inéditos que ya no lo son

Parque Genoves
Apuntalado

Ya no podíamos contar con él, privado de todo sentido con un clavel en la boca y una pluma mojada en tinta sobre la oreja, su aspecto era estrambótico. Aunque a este bufón del palio le quedaba aún mucho por decir, eso sí, más patético que cómico.
Gritaba: “han venido por mí, es hora de marchar”. Agarrándose con uñas pintadas a la corteza del poste central; negaba: “morir, para qué”. Cuestión que desvelaba sus verdaderos sentimientos de vivir, para qué.


A pesar de lo sobrecogedor e infausto de la escena el público aplaudía entre ensanchadas carcajadas. Y es que esta profesión necesita de dosis suficientes de profundas tristezas e intensas desesperaciones para equilibrar su payasa naturaleza humorística.


creación literaria 2014/2015
fotografía de José Luís Varela Montero
Con el puño en alto

Yo no pienso que sea la compi de clase quien ha despertado en nosotras la matadora o al narcisista, no creo que este en su mano gato chino. Me explico, la persona que se dedica a regir las leyes del compás y la política de ritmos y cadencia de entonación, no crea escuela es una más de las educandas. Ni tampoco, creo que sea políticamente correcto subirse al carro de regalar al monitor del gym o a la profe literata. Digo esto atendiendo a mis urbanidades, claro, de una mundológica universidad que me ha mostrado la vida, yo creo que es para los egos individuales.

Yo pondero que es la personalidad del conjunto de la clase (sinónimo de masa) la que descuida sus autonomías poniendo en la mano que mece la cuna de una matrona del buen lector, la representación y servidumbre de su libertad. De este abandono es de donde deriva  su meretricio como ciudadanía y la flaqueza que le lleva a situarse en la polaridad: víctima o verdugo.

Sin una razón por la que no vamos al gym y no quemar nada en San Juan para recibir un regalo, después de rememorar años de guerra e historias de matrona y convenios de padres separados, todo se acordaba entorno a una mesa pájaro pinto. Estaban de acuerdo con el gato chino y ya solo bastaba una de las grandes leyes del grupo: no zaherir a nadie con aquella cavatina que expresaba sus propios subiendo y bajando la mano. Todo era cuestión de autonomías de afectos comunicados con el tacto.


Desdoblarse

La paranoia de un amante de la piriñaca, especialmente la  que se sirve en el restaurante al aire libre de la Plaza del Tío la Tiza (conocida por los vecinos viñeros como Plaza Pinto) no tiene nada que ver con lo que a continuación les voy a relatar que le paso, dice él, a un amigo de una amiga que cuando ella vivía en Jaén y conoció al que ahora es su marido pero en trámites de separarse tuvo la suerte de cruzarse con él en un semáforo y terminaron enrollados tras la puerta de un garaje y es ahí donde se inicia la peripecia de este (todas sabían que era él) paranoico semental seductor y seducido por la caballa con piriñaca.

A vueltas de su viaje fin de carrera, Andrés, un hombre bien parecido con un marcado ego social decidió dar un giro a su vida y comenzó por él mismo. Para ello se desdoblo para poder observarse y pudo reconocerse que de manera inconsciente utilizaba diferentes mascaras según acontecía. Incluso llego a enfermar del oído por no escuchar sus voces interiores que le hablaban de que fuera más auténtico y el pensando que era esto o lo otro acabo sintiéndose como la piriñaca que tanto le gustaba. Se sintió tomate cuando se avergonzaba, cebolla en la tristeza, pimiento cuando se enojaba y picaba como los del Padrón. Y, en lo esencial se dio cuenta que en realidad todos estos personajes suyos, sus múltiples egos, no eran otra cosa que aquello que acompañaba a la caballa que es su vida vuelta y vuelta.

jueves, 9 de julio de 2015

Atención a los Cuidados Paliativos y su proceso, una valoración global

atardecer sobre Cádiz
A través de mi interés por la salud he encontrado unas lecturas bastante completas sobre los Cuidados Paliativos (CCPP) y su proceso, no obstante, en general, se habla del paciente en tercera persona. Profesionales, familia y paciente son (tienen que ser) un equipo asociado, sin perder de vista que el paciente es la persona objeto de la asociación. Y, poner luz sobre la brecha existente entre lo que se cuenta y lo que el paciente, cuidadora o familiares viven. Los tratamientos son buenos y necesarios pero en muchos casos están separados de la atención. Hay elementos que se tratan de forma infrecuente y no existe coincidencia entre lo que los pacientes prefieren y lo que finalmente reciben. Claro está, esto no solo depende de los profesionales sino de los sistemas de salud (diferentes comunidades autónomas, diferentes servicios y prestaciones). Por eso es oportuno que lo comente.

Como ya se cita en la web de la aecc: “A pesar de los importantes avances médicos de los últimos años, la atención adecuada al creciente número de personas afectadas de cáncer sigue representando un importante reto de salud pública”.
O,Esto supone necesariamente que los profesionales y las Administraciones Sanitarias asuman el reto de prestar una atención integral…”

Puedo afirmar, de lo vivenciado y lo escuchado, leído o experimentado en el voluntariado en CCPP, hospitalario y domiciliario, que en esta parte la vida tenemos que aprender o asumir que cada día que pasa es una conquista, un reto, una oportunidad, una vivencia, un sentimiento, un gesto, un nuevo camino para seguir y continuar, un nuevo aliento para no dejarse vencer... Y aunque parezca complicado, sin embargo, lo complicado lo podemos hacer más sencillo, siempre que cambiemos nuestra forma de afrontar lo que nos ocurre y que el entorno y las personas que nos acompañen estén al unísono de las circunstancias. Entonces yo brindaría por completar nuestro conocimiento del transcurso de la enfermedad con más revelación sobre lo que sí podemos hacer aun pasando por un proceso paliativo.

A mi parecer hay, y así lo constatan los estudios y a ellos hacía referencia el Doctor Marcos Gómez, unas demandas prioritarias de los pacientes y familiares o cuidadores y las repito:

  • 1.  Que se le pregunte por las preferencias sanitarias en el avance de la enfermedad.
  • 2.   Que se le pregunte por sus valores.
  • 3.   Participar en la discusión sobre los pronósticos.
  • 4.   Informarle sobre riesgos y beneficios del objetivo de los cuidados.
  • 5.   Dar oportunidad y abrir un espacio para expresar las preocupaciones y miedos.

Estas son las prioridades de los pacientes y en el caso de cuidadoras y familiares estos puntos coinciden pero no en su orden de preferencia, para esta, el primer punto sería: discutir el pronóstico. El familiar necesita una atención específica y cuando no quiere entender y asumir la pérdida hay que brindarle el acompañamiento sin censuras. Quizás hacer más notoria la posibilidad de recibir este tipo de acompañamiento, no médico, pero si experto.

Yo pienso que hay que respetar y poner por delante que cada persona es única, que en la vida existen diferentes etapas y la última es la más importante, diría yo, además también que el proceso a través de los CCPP puede ser una oportunidad para aprender a vivir de una forma distinta. Por ello, cada instante del proceso de CCPP es importante para la persona, la cuidadora y los familiares, ya que resulta ser similar a la última pieza de un rompecabezas. Cada pieza de forma aislada es aparentemente insignificante pero resulta necesaria para formar una fotografía significativa, todas las vivencias son importantes para completar la imagen de la vida, sin embargo, la última la consolida y a menudo no conseguimos identificar su verdadero valor.

Pienso que, en esta etapa, es vital la excelencia del apoyo de los profesionales y los medios, cuidadoras, familiares y amistades, también el voluntariado (bien instruido), creo que hay que resaltar más esta figura del voluntariado en la web y hacerlo llegar a las administraciones para que se dote de recursos la formación y el cuidado de este colectivo.

Inexorablemente los pacientes necesitan información y formación para conocer y dar respuesta al desarrollo de su proceso, qué cosas se deben de hacer para mejorar su calidad de vida y para poder tomar el control de la evolución de la enfermedad y su desenlace. Y si es la persona paciente la que pone la meta del tratamiento, lo llamamos logro, ¡y no “portarme bien”! Se puede decir que el paciente es el recurso más infravalorado en la atención y salud.

Esta formación además de posibilitar que puedan tener un papel más activo y más partícipe en su salud, da como resultado un grado de satisfacción muy alto por parte de los estos, un incremento del interés y una reducción del consumo de recursos sanitarios al alcanzar realmente el autocuidado. Y le llamamos “Paciente Experto” y es necesario formarlo, sobre todo en la gestión del impacto físico, social y profesional de la enfermedad. Todo esto nos ayudará a que en el avance de la enfermedad, hacia el desenlace (aquí podemos hablar de la muerte), el paciente este más capacitado.

Por último hacer hincapié en el uso del lenguaje, conceptos como “fase final de la enfermedad” Yo entiendo que la enfermedad no tiene el protagonismo sino la persona que la padece. Y, además la palabra “final” contiene implícita en ella la rendición. Otro por ejemplo: “atención sanitaria” bien podría sustituirlo “Salud y Atención” y eso incrementaría las posibilidades de que la persona sea más activa. Sanitaría implica principalmente medicina, habilidades médicas, y servicios médicos, excluyendo la otra parte y la más importante. Y el concepto “alfabetización sanitaría” presupone que somos analfabetos y es todo lo contrario: el sistema sanitario es en muchas ocasiones incomprensible.

Podemos dotar de más recursos suficientes para la investigación en estos campos (lenguaje, voluntariado, personas no pacientes, …). Si realmente en el proceso de la vida de la persona ya no queda tratamiento médico curativo a nivel físico sí que podemos hacer mucho más por una persona que siente y padece, que vive. Recordando las palabras del médico italiano Augusto Morri que dijo: "Si puedes curar, cura. Si no puedes curar, alivia. Si no puedes aliviar, consuela".



https://www.aecc.es/SobreElCancer/CuidadosPaliativos/Paginas/Cuidadospaliativos.aspx







viernes, 26 de junio de 2015

Alientos en un mismo vaho

Las Médulas, León


“La vida es frágil pero el amor es para siempre”. Me decía ella con el corazón en sus pupilas. Esos últimos días, sobre mis brazos recamados, su cuerpo quiescente iba adquiriendo la crujiente naturaleza pálida con que se viste el cambio de estación. El alba había adelantado su hora y el ciclo de la vida irrumpía en mí como una incrustación de cólera. Yo quería retener el inabarcable sabor de sus labios y la delicada textura de su piel. No olvidar sus andares felinos ni su sonrisa esbozo carmín sobre su rostro papel de seda. Pero mis adentros se cimbreaban con una amalgama de perlas negras a través de mi melocotón herido. Y fue entonces que tuve la peregrina idea de grabar su voz para cuando emergiese la desolación en tardes de otoño. Acariciar mis oídos con la grabación de los miles de registros que ella era capaz de expresar ha salvado mi vida para desdicha mía. Para un naufrago en el gélido oscuro mar de la viudedad, el amor es para siempre pero la vida es frágil.

viernes, 29 de mayo de 2015

La pequeña Ella en la gran ciudad



La pequeña Ella es una niña de pecas de colores que vive en la gran ciudad de Nueva York. Ella tiene los mismos temores que cualquier niña y uno de ellos es el de una niña que empieza a ir al colegio por primera vez y teme que los despistes de su madre hagan que un día se olvide de ir a recogerla. Y esto es lo que le paso a nuestra pecas de colores. Un día su mamá no vino y Ella desde ese día vive en la calle. Pero es una niña de Brooklyn con un talento especial para meterse en líos y, antes de hornearlos, les hecha una pizca de magia.

Como es tan pequeña, cuando intenta pedir cupcakes en una pastelería, a veces pasa sin ser vista. Pero descubre que fijarse en las cosas pequeñas y hacer amigos inesperados, como pequeños animalitos de ciudad, puede contribuir a que sus sueños más maravillosos se hagan realidad.

Hacerse mayor es su deseo  y el que todos los niños tienen e imaginarse que ya lo son, forma parte del proceso de crecimiento.

Un día Ella se encuentra con un gatito y le pide que le cuente cómo llegó él a la calle. El gatito le narra que la vida de un gato no es siempre fácil. Un día es el rey de la casa y al día siguiente, de repente, todo cambia…. El quiere ser un héroe y se propone cazar un ratón pero nunca ha visto uno y ha preguntado a varios animales si ellos son ratones: peces, pájaros, elefantes, ratones, pero niegan serlo. Entonces se propone ayudar a otros. Pero parece que el mundo que le rodea se resiste a ser salvado, nadie necesita de sus super-poderes.

Ella le plantea seguir juntos y continúan sin separarse buscando entre los cubos.  Encuentran entre bolsas de ropa vieja y papel de periódicos un perrito de trapo que esta triste. Pero el perrito de trapo es un poco antipático y no le gusta hacer nada. A todo lo que le piden u ofrecen el perrito responde con un rotundo NO.

El descubrimiento de la palabra NO en los niños es clave para reafirmarse y crecer, piensa Ella. Pero cuando esta palabra es la única que se utiliza llega a ser agotadora.

A pesar de sus constantes negativas, Otto, que así se llama el perrito, decide hablar más allá del NO y les pide que se adentren con él en el mundo de Otto, “el mejor perro cartero de la ciudad”, para ayudarlo a buscar al destinatario de cada paquete y encontrar direcciones escondidas.

Las cosas no salen como lo han planeado pero al final siempre lo pasan bien. Participan en un concurso, juegan tenis, ruedan una película, toman fotos o aguantan, con constantes ataques de risa, a un primo maleducado de la familia de Otto.

Sin embargo, recuerdan una tarde bastante aburrida que entraron en un marchito y ajado jardín y encontraron una señora bastante desagradable y quejosa que odia a los niños y todos los seres pequeños como Edi, nuestro gatito, y Otto. Porque dice que no cumplen con las reglas, que viven sin obligaciones y no tienen educación. Además, añadió la gruñona, tienen limitaciones y son cobardes ante las verduras. De la señora Y, averiguaron que esta mujer era en realidad un ladrón que entraba de noche en casa de los niños y les roba los libros que los papás les leen por la noche a sus hijos.

En este sediento jardín encontraron a la que es probablemente la rata más desafortunada de las alcantarillas, mientras sus amigas se han ido a surfear a las Bahamas, ella tiene que quedarse con su tío el Capitán Ratas y su mano derecha la cucaracha Cuca. Aquella noche un pedazo de luna cayó al suelo y la rata no pudo resistirse y le dio un mordisco y luego otro. Todos se echaron las manos a la cabeza al ver la luna mordida y pensaron que le pasará a la luna ahora que ya no volverá a ser redonda.

Como una canción que se alarga y se repite Ella consigue reunir a muchos personajes encantados de la ciudad  y logra crear un hábitat invulnerable dentro de aquel jardín. Entonces ordena que un grupo de animales deba ir en busca del viento para que este, a su vez, traiga la lluvia al árido jardín. Pero el viento propone una competición: solo si hay algún animal más rápido que él, irá a la búsqueda. Los animales que viven en el jardín con su nombre y el de algunas flores, algunos frutos y verduras consiguen unidos y ayudados de la magia de Ella ganar la apuesta y el viento se pone en la búsqueda de Lluvia. Al no encontrarla, decide convencer a la mujer rezongona y dueña del jardín para que lo riegue y esta terminará recuperando la alegría cuando ve que puede ayudar a una niña pequeña más débil que las demás.

En este corto relato la fantasía, la ternura, la ingenuidad presiden estas historias de la ciudad donde el vivir de cada día, la ayuda mutua, los despistes, una tarde aburrida o una apuesta se convierten en materia de cuento.


jueves, 21 de mayo de 2015

déjame que te cuente


Déjame que te cuente que la vida no es negociable. Que en ella hay sombras por todas partes y muchas de ellas generadas por nosotras mismas. Que un día me gusta aislarme en mis adentros y al otro sueño con lanzarme a la vorágine del afuera. Que la duda no me permite casarme con ninguna, pero vivo apasionados amoríos con las dos.

Déjame que te cuente que el monarca de las sombras es un viaje entre mi tiempo y mi espacio, limitado por el plomo de la vidriera que yo misma me asigno. Y entre las vías, una refugiada que quiere recuperar su libertad de asentarse. Una niña que continúa haciéndose preguntas que empiezan con un “¿para qué?”.
Déjame que te cuente como de las ensoñaciones de un caballero de armadura oxidada me sugirieron de volar alto, de volar bajo, de liberarme, de soltar lastre, de trascender a mi cuerpo expresión y prisión de un anhelo salvaje.  Son mi faz con su yelmo y mis manos, alas enguantadas, barrotes que me aprisionan, pintados de negro sobre marfil oxidado.
Déjame que te cuente que desde aquí dentro oigo mis males y siento mi dolor y se me hiela el alma. Me busqué caminando por si me encontraba. No fue así y me sentí muerta como nunca lo había experimentado y regresé sobre mis pasos. Cansada, desconsolada y doliente, me quité la falsa corona del monarca y me rendí. 
Déjame que te cuente que veo con la mirada del águila que contempla desde la altura, puesta sobre el fuego, la gran caldera de mi alma. Bajo un fuego que alimento de mis personajes revestidos para el transitar de mi ego. Yo veo lo que mi mente traduce y me eriza el bello sobre mi sexo, navegante gobernante de andares inseguros, mientras avatares azules y maestros del agua me guían por el desierto para una cruzada contra tres gigantes: miedo, vacío e injusticia.
Déjame que te cuente sobre los miedos atávicos, inherentes de no saber estar conmigo misma. Sobre el vacío con un punto de lirismo y por momentos oscuro que armoniza con mis personajes con los que comparto su inconformismo. Y sobre la injusticia, al sol de las contradicciones, metáfora del péndulo entre el bien, el estar y el mal.
Déjame que te cuente que la felicidad consiste en estar en movimiento, en cometer errores, en bucear la vida, en habitar el presente como único punto donde hay luz para ver, con humildad, la verdadera realidad. Y que se da en el aliento, donde se cocinan las emociones. Déjame que te cuente que el truco se descubre al despejar lo que estas dispuesta a aceptar para poseer lo que nunca imaginaste. Y que lo más gratificante viene de la dulce mano de las relaciones con los seres vivos. Relaciones que nos cuentan historias de nosotras, que nos recitan las verdades y  ficciones reales como la vida misma. Que nos hacen reír y llorar, nos instruyen y aleccionan, nos inquietan, nos entretienen, pero que nunca nos dejan neutrales.
Déjame que te cuente que mi segunda vida comenzó cuando me di cuenta que solo tenía una.












solo nosotras y otros





Solo nosotras
Cuando las nubes adquieren ese color rojo al ser infundidas por los rayos del sol, el arrebol, algo tan increíble que no puedes expresarlo con palabras, solo nosotras sabemos estar distantemente juntas.


Infierno de Dante
Un joven a la sazón pizpireta y a priori de estética sospechosa, acabo truncándose  para no usurpar los talentos de su crápula hermano. Este, hombre de peluca amarillenta a la moda de hace 40 años. Él, joven, con la avidez de un náufrago, supo encontrar su momento, al abrirse sola la ventana por la gracia del viento que traía su guadaña.


Madurar
En un lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiero acordarme, una inmadura y perezosa manzana se negaba a caer de la rama, pese a que hacía tiempo que el árbol se había desnudado.

                                        
                                         Imperativo
Abandonad al turista y recuperad al viajero. Dejad de repetir la lengua que se os impone, dejad de repetir el modelo. Quitad la jerarquía en la relación al cuerpo.
Chicos, salid del pene y explorad el resto del cuerpo, id más lejos.
Chicas, redescubrid vuestro cuerpo desde vosotras y vuestro genital, teniendo en cuenta todo la porquería que se ha echado sobre él, conocedlo y valoradlo.